Señor, A Quién Iremos

El Aula de COVID-19

Posted

Hablaremos sobre ello durante mucho, mucho tiempo. Nuestros hijos y nietos nos preguntarán sobre la temida plaga del COVID-19.
Aún no ha terminado, me doy cuenta. Pero no es demasiado prematuro reflexionar sobre lo que hemos aprendido en estos meses difíciles. Aquí hay algunas lecciones que me enseñaron en estos últimos tres meses:
- ¡El Señor ha estado con nosotros! Muchos me informan: “¡Mi oración ha sido más frecuente y fructuosa! ¡Justo cuando me estaba cuestionando dónde estaba Dios en todo esto, descubrí que Él está aquí! “
- ¡Extrañamos la Misa y los sacramentos! Una fe más duradera desde la aflicción nos ha hecho añorar la Sagrada Comunión, la Confesión, el Bautizo, la Confirmación, el Matrimonio, la Unción de los Enfermos. ¡Gracias a Dios que están de regreso!
- ¡Nos necesitamos los unos a otros! Estar en cuarentena, aislado, distanciado, dejándonos sedientos de la compañía de familiares y amigos. No poder consolar y abrazar a los enfermos y los frágiles nos ha herido. ¡La Comunidad es esencial para nosotros!
- ¡Las personas son buenas! Qué estímulo ver a nuestros trabajadores de la salud, la policía, los socorristas, los trabajadores esenciales, personal de saneamiento, sí, incluso nuestros líderes políticos, tan dedicados y enérgicos.
- ¡La rutina no es tan mala! La mayoría de las veces tememos el lunes y gemimos el volver al trabajo o la escuela. ¡Ya no! Hemos aprendido la efectividad de una rutina, una vida programada y responsable. Todo el día en pijama es bueno para un día de nieve ocasional, pero no durante meses.
- ¡Alimentar la mente y el alma es un impulso! Leer, orar, reflexionar, estudiar —lo llamamos clásicamente “vida interior” - es un ingrediente importante en la receta para una vida sana y santa.
- Un día ordenado, con metas establecidas, es un antídoto contra el aburrimiento y los malos hábitos. Cuántos informan: “Al principio, me metí todas las mañanas y navegué por el canal la mayor parte del día. Entonces me di cuenta de que esto era tóxico”. ¡Levántate! ¡Vístase! ¡Establezca algunas metas y un horario para el día! Acuéstate por la noche con una sensación de logro.
- Demasiadas “noticias” son contraproducentes. Sí, los locutores de noticias confiables fueron muy útiles para proporcionar información crucial y mantenernos unidos. ¡Pero todo el día escuchando y viendo opiniones de sabe-lo-todo! ¡No!
- ”¡El miedo es inútil!” Jesús dijo eso, por cierto. ¿No podemos todos mirar hacia atrás y recordar la preocupación por una tos ocasional y un cansancio, temerosos de que fuéramos la víctima más reciente del virus? No nos llevó a ninguna parte “... ¡Lo que se necesita es confianza!” va el resto de esa cita en el Evangelio.
- La seguridad y el bienestar de los demás es tan importante como la mía, y más importante que mi conveniencia, comodidad y deseos egoístas. Eso se denomina “el bien común” y, desde Aristóteles y Platón, la protección del bien común se consideraba una necesidad para una sociedad civilizada e iluminada. El Papa San Juan Pablo II lo llamó “solidaridad”. Estamos juntos en esto, nos cuidamos y cuidamos los unos a los otros, especialmente a los débiles y frágiles. Estoy muy orgulloso de la familia humana que ha puesto el bien común primero en los últimos tres meses. La crisis, por favor Dios, disminuirá; nuestra preocupación por el bien común no puede decaer.
- ¡Somos bastante buena compañía para nosotros mismos! El filósofo Blaise Pascal comentó: “Todos nuestros problemas se reducen a nuestra incapacidad para ser felices en nuestra habitación por nosotros mismos”. El silencio, sin distracciones, sin capacidad de comprar, gastar, hablar, no es tan malo si aprendemos a estar en paz con nosotros mismos, solos. Sin duda, demasiado puede volvernos locos, pero es un talento para cultivar.
Tienen su propia lista.
Cada vez que hago mi retiro anual, recuerdo el consejo de un director cuando era un joven sacerdote. “Mira hacia atrás y siente dónde estaba Dios en todo esto”.
No es un mal consejo ya que la “normalidad” regresa lentamente.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment