En Santa Elizabeth en Manhattan, 150 Años de Fe y Servicio

Posted
En la sección de Washington Heights del Alto Manhattan, fue un tiempo de sagrada celebración para fieles feligreses y su dedicado párroco; y también para el arzobispo de Nueva York. En la noche del 2 de noviembre, el cardenal Dolan sirvió como celebrante principal y homilista en una misa que marcó el 150 aniversario de la parroquia. “Fue una celebración para mirar atrás y recordar lo que ha hecho Santa Elizabeth, lo que ha estado haciendo por esta comunidad a lo largo de tantos años y lo que continuará haciendo en el futuro”, dijo la semana pasada a CNY su párroco, el padre Ambiorix Rodríguez. El padre Rodríguez agregó que la familia de la parroquia “es vibrante y que existe un orgullo único... Esta es una celebración de los muchos años que están por venir. La gente está contenta. Y no es solo una celebración, es una rededicación, pues hemos estado renovando la iglesia”. Un párroco agradecido y una comunidad parroquial escucharon al cardenal hablar sobre el significado especial de “la vida de fe, la vida sacramental” y de cómo su dedicada vida parroquial nutre su fe a través de los sacramentos y los ministerios. La multicultural comunidad parroquial, durante las últimas décadas, ha estado compuesta principalmente por feligreses de ascendencia hispana, principalmente de la República Dominicana. De hecho, el padre Rodríguez es de origen dominicano. La iglesia está ubicada en la calle 187 West con avenida Wadsworth. Al principio de la historia de la parroquia, los residentes del área eran en su mayoría de origen irlandés, italiano y otros europeos. Hoy en día, Santa Elizabeth tiene una asistencia a misa a la semana de 2.300 personas, incluyendo once misas en total, de las cuales cuatro son en español. La escuela Santa Elizabeth está enfrente de la iglesia sobre la calle 187 West. Establecida en 1936, hoy en día tiene matriculados 350 estudiantes, desde PreK3 hasta octavo grado. El director es Jon Frega. La directora de educación religiosa de la parroquia es la hermana Maria Cleotilde, P.C.I. “Fue hermoso, un evento único y especial”, dijo el padre Rodríguez acerca de la misa de aniversario. “Hubo alrededor de 1.200 personas. La iglesia tiene capacidad para alrededor de 800 personas, por lo cual el espacio estuvo solamente disponible para estar de pie. La gente que no cupo tuvo que estar justo afuera de la iglesia casi que en la calle. Fue un hito”. El padre Rodríguez, quien fue ordenado en 1997, ha sido párroco de Santa Elizabeth durante cinco años. La misa de aniversario contó con más de 20 concelebrantes, incluyendo al obispo auxiliar Peter Byrne, el obispo auxiliar Gerald T. Walsh, el obispo auxiliar jubilado Josu Iriondo y ex pastores y vicarios parroquiales de Santa Elizabeth. El obispo Byrne y el obispo Walsh son ambos ex párrocos de Santa Elizabeth. La alta participación de la gente habla cantidades de cuánto las familias de la parroquia valoran su iglesia local. Muchos han sido miembros toda la vida, con generaciones de viajes espirituales a través de los sacramentos y los ministerios parroquiales. Los muchos ministerios y programas de la parroquia incluyen la disponibilidad de servicios, comidas y amistad para ancianos a través del Star Senior Center; y cuidado espiritual en el Hogar de Ancianos Isabella y Hogar de Ancianos Tryon. El padre Rodríguez, director espiritual arquidiocesano, señaló la dedicación de la parroquia como centro del movimiento Emaús. A través de Emaús, muchas comunidades parroquiales se renuevan en el espíritu de la Nueva Evangelización. El párroco señaló que Santa Elizabeth también tiene feligreses que participan activamente en los movimientos de Cursillo y Renovación Carismática. La parroquia también tiene miembros activos en el Comité Altagraciano / Mercedario. La parroquia de Santa Elizabeth tiene una conexión especial con el cercano Santuario de St. Frances Cabrini en la avenida Fort Washington, el cual se encuentra dentro de los límites de la parroquia. Sus sacerdotes celebran liturgias diarias y dominicales en el santuario, así como servicios sacramentales para miembros de la comunidad y peregrinos. Desde 1988, la parroquia ha sido sede de la misa policial Oficial de los Policías Michael Buczek y Christopher Hoban, NYPD, y la marcha en honor a estos dos oficiales asesinados en incidentes separados con tres horas de diferencia. Ambos oficiales estaban sirviendo en el Alto Manhattan cuando les dispararon en el cumplimiento del deber la noche del 18 de octubre de 1988. La parroquia de Santa Elizabeth fue fundada en 1869 por el padre Cornelius J. Callaghan, y el primer edificio de la iglesia fue diseñado por Nicholas Le Brun. La dirección era Broadway y la calle 187 West. La estructura fue donada por James Gordon Bennett, publicador del periódico New York Herald, quien acogió la fe católica durante sus últimos años de vida. El arzobispo John McCloskey, quien se convertiría en el primer cardenal estadounidense tres años después, dedicó la iglesia en enero de 1872. En 1925, el edificio de la iglesia se quemó y la estructura actual, diseñada por Robert J. Reiley, se construyó más tarde al este en la esquina suroeste de la calle 187 con la avenida Wadsworth. El nuevo exterior es de estilo neogótico, y el espacioso interior se asemeja a un Tudor Gótico con un techo de vigas planas. Una habitación cuadrada que es tan ancha como larga. En las paredes laterales hay vidrieras que representan la historia de Cristo, y en la pared frontal hay pinturas de acuarela al fresco y dos grandes pinturas rodeadas de detalles góticos de Carpenter. El cardenal Patrick Hayes dedicó la nueva iglesia en septiembre de 1929. En estos días, asistiendo al padre Rodríguez con los servicios pastorales, están el padre Michael Eguino, S.D.B., vicario parroquial; el padre Luis Saldaña, asociado para los domingos; y el padre Clement Umoenoh, sacerdote residente. Jenny Saravia, de 65 años, es feligresa de Santa Elizabeth desde hace mucho tiempo y ella dijo que la misa había sido “maravillosa”. “Estamos agradecidos con el cardenal, con todos”, dijo la Sra. Saravia a CNY la semana pasada. “Esta fue una gran bendición. Nuestros tres hijos adultos recibieron sus sacramentos ahí, y fueron a la escuela de Santa Elizabeth”. Ella y su esposo, César, son peruanos y son activos voluntarios de la parroquia. Otra feligresa de Santa Elizabeth, Nancy Gutiérrez, de 52 años, es originaria de Manhattan y de ascendencia dominicana. Ella y su esposo, Johnny, tienen dos hijas mayores. “Esta iglesia es mi segundo hogar”, ella dijo. “Es un hito para nuestra comunidad. Yo he crecido espiritualmente y en servicio (a través de trabajo voluntario activo)”.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment